Vivienda, mucho ayuda el que no estorba

¿Con qué Contamos?

Los mexicanos que trabajan en el sector formal cuentan con el apoyo de un organismo institucional que se llama Infonavit.

La misión del Infonavit, tomada directamente de su página web, es la siguiente:

Generar valor para los y las trabajadores, sus familias y comunidades a través de soluciones de vivienda y ahorro que, a lo largo de su vida laboral, les permitan incrementar su patrimonio y calidad de vida de forma sostenible para un retiro digno.

Muchos mexicanos se han beneficiado del apoyo otorgado por el Infonavit. El Infonavit gestiona los ahorros y los créditos para la adquisición de vivienda digna dentro de un esquema social tripartita entre: gobierno, patrón y trabajador.

Pero, aquí va el pero:

  • ¿Realmente funciona dicho apoyo?
  • ¿Existe un beneficio tangible al contar con un instituto público que ofrezca, como lo dice su misión, soluciones a la vivienda?
  • ¿Es necesaria o se justifica la existencia de un organismo público que administre los ahorros de los trabajadores y que garantice la adquisición de vivienda digna?

La Realidad

En México, con apoyo del Infonavit, un trabajador de clase media puede acceder a la adquisición de una casa de las siguientes características:

  • 2 plantas
  • Sala, comedor y cocina
  • Lavandería, en el mejor de los casos la lavandería es techada
  • Cochera para dos autos, en el mejor de los casos la cochera es techada
  • 3 recámaras
  • Metros cuadrados de terreno: 120m² (8×15 metros, exagerando)
  • Los metros cuadrados de construcción, en una casa de clase media mexicana, prácticamente abarcan todo el terreno dispuesto para la propiedad

Ahora la comparación con un país sin “Infonavit”. En EEUU los trabajadores de clase media acceden a casas de las siguientes características:

  • 1 planta
  • Sala, comedor y cocina
  • Lavandería techada
  • Cochera para dos autos
  • 3 recámaras
  • Metros cuadrados de terreno: 1000m² (20×50 metros)
  • Los metros cuadrados de construcción, en el ejemplo americano, definitivamente no abarcan todo el terreno en el que la construcción está dispuesta

Las diferencias entre un modelo y otro, el país con un gobierno que ayuda vs el país que no ayuda, son abrumadoras, ¡una casa americana con más terreno que casa! Pareciera que el Infonavit en lugar de cumplir con su misión de vivienda digna, lo que busca es crear artificialmente una demanda por casas pequeñas a costos altos.

Si esa es la ayuda que el Infonavit ofrece, pues muchas gracias, pero no ayuden ¡porque realmente estorban!

Instituciones como el Infonavit, como tantas que son operadas por el gobierno, son sólo un estorbo para los ciudadanos y de ninguna manera han dignificado la situación económica y social del país.

La Salida

Para entender el por qué los americanos pueden acceder a mejores viviendas que los mexicanos, sin ayuda del gobierno, nos tenemos qué preguntar ¿por qué los americanos tienen un mejor poder adquisitivo que nosotros? Las respuestas son las siguientes:

  • Es más fácil hacer negocios en EEUU que en México. Hay un número menor de regulaciones en EEUU para crear empresas, esto favorece la creación de empleo y el incremento en los salarios.
  • Existe, en EEUU, libre mercado. Esto es que se comercializa internamente con mucho menos restricciones que las que hay en México. En México el gobierno privilegia ciertos sectores de la economía, creando así distorsiones en los mercados que al final paga el ciudadano común.
  • En EEUU hay un mayor respeto por la propiedad privada. El respeto, por ley, hacia la propiedad privada, logra confianza como país hacia la inversión interna y externa, y como se menciona en el primer punto, esto genera más y mejores empleos.
  • No existe en EEUU una entidad creadora de una falsa demanda, como lo es el Infonavit en México.

Así que la salida o la solución real al tema de la vivienda no está en ayudar, sino en el no estorbar. No estorbar a los individuos ni a las instituciones privadas, no estorbar el libre tránsito de mercancías a nivel interno y externo, no estorbar a la protección de la propiedad privada.

¿Qué es lo que queremos? ¿Una vivienda miserable con ayuda del gobierno o una vivienda digna sin el apoyo del gobierno?

Definitivamente las “ayudas” del gobierno no han sido de mucha ayuda. Comencemos a decantarnos por el camino de resolver nuestro propio futuro, sin el estorbo del gobierno.