Declaración de principios

Introducción

Nuestro movimiento es un movimiento político liberal, cuyo objetivo principal es el enfoque en el individuo y en su libertad. Como movimiento político estamos reglados por el principio de legalidad, que esencialmente busca garantizar la libertad de cada individuo frente a la coerción. Esto es, el principio de legalidad asigna al Estado, aunque no de forma dictatorial, la función de proteger a cada individuo del abuso que otros puedan pretender imponer sobre su persona. Esto implica someter con la fuerza de la ley, ejecutada por el Estado, a quien pretenda despojar a otros de su libertad innata.

Se trata, nuestro movimiento liberal, de una doctrina política, para implementar un orden político. Ese orden político implica conformarnos como partido político para llegar principalmente al congreso y des-legislar (derogar las leyes que restringen la libertad social y económica) e implementar las reformas liberales necesarias para devolver a México su condición de República.

Partido

Nuestro partido es una organización de carácter privado, es decir, que no pertenece a la esfera pública. Por tanto, no tiene relación alguna con ninguno de los tres niveles de gobierno (federal, estatal o municipal), salvo para vigilarlos, de manera que nuestro partido no hace uso de recursos públicos para financiar las actividades propias de un partido político.

Al partido lo definen dos principios: la libertad y la justicia. Toda persona tiene derecho sobre la propiedad de sí misma (vida), sobre la propiedad que ella misma genera en base a su esfuerzo (prosperidad) y sobre el intercambio de la propiedad entre una o más personas (libertad). Sin embargo, no coexisten la vida, la prosperidad y la libertad, sin el derecho a que la libertad de cada persona sea protegida por la ley (justicia). No existe justicia sin libertad, como tampoco existe la libertad sin la justicia.

Esta es nuestra declaración de principios

Creemos en un país regido bajo los principios de libertad y de justicia, gobernado por una ley republicana que proteja la vida, la libertad y la propiedad.

Capitalismo Liberal

Somos promotores del capitalismo para todos y es por eso que nos oponemos a todo orden político que socializa el capital sólo para unos cuantos, como lo hacen los gobiernos mercantilistas o socialistas que, mediante el Estado, intervienen en esferas que son privadas por derecho natural y esclavizan sus instituciones por medio de la usurpación de funciones, poderes y recursos privados.

Gobierno limitado

Buscamos establecer un gobierno limitado en poderes, funciones y recursos. Las tres funciones que un gobierno limitado debe cubrir son:

  • Defensa y seguridad
  • Procuración de justicia
  • Obras de infraestructura básica

Libre Mercado

Creemos en los mercado libres, aquellos que se encuentra libre de violencia y fraude, donde tanto individuos como instituciones privadas están protegidos por sí mismos, por la ley y el Estado. Libre de monopolios, es decir, libre de concesiones gubernamentales, privilegios o subsidios que alteren la competencia libre y abierta.

Propiedad privada

Valoramos el respeto sobre el individuo, sobre sus bienes, sobre sus acuerdos y sus derechos humanos verdaderos (vida, prosperidad y libertad).

República y Libertad

Bajo los tres principios del capitalismo liberal (gobierno limitado, libre mercado y propiedad privada) buscamos que México regrese a su estado de república y por consecuencia que nosotros como ciudadanos alcancemos el verdadero estado de libertad.

Nuestro partido cuenta con la visión y la misión para reformar real y positivamente las áreas que hoy día nuestro país necesita para abrir el acceso hacia la libre generación de riqueza.

Visión Político-Económica

En Política

El Estado debe estar a cargo de las funciones de seguridad y defensa, administración de justicia, y obras de infraestructura básica. En otras palabras, poner en sus funciones públicas a los agentes estatales: militares (y diplomáticos) y policías; jueces y oficiales de justicia; contratantes de la construcción de puentes, caminos, presas y embalses, etcétera; y de la hacienda (tributos e impuestos) indispensables para estos fines, impuestos directos y no indirectos, bajos y planos, e iguales para todos.

De tal manera que alejemos al Estado de la esfera privada de los individuos como los son las relaciones sexuales, matrimoniales, familiares, laborales, comerciales, educativas, cívicas, culturales, artísticas, religiosas, médicas, informativas y de entretenimiento, científicas y técnicas, de beneficencia, etcétera. Dichos acuerdos privados se desenvuelven conforme a la voluntad de los participantes e involucrados expresados en contratos sin el Estado como intermediario.

En Economía

Las actividades económicas pertenecen a los agentes económicos: a los trabajadores, a los empresarios, a los directores de empresas, a los banqueros e inversionistas.

En otras palabras, los agentes económicos privados deben estar a cargo y al mando de la agricultura y la minería, la industria y los servicios, el transporte, la banca y las finanzas, seguros, etcétera. Para ello han de ser privatizadas y des-reglamentadas estas actividades, para que sean sensibles a las necesidades, deseos, exigencias y preferencias de los consumidores, del lado de la demanda, y de los productores, del lado de la oferta, y así crear y distribuir la riqueza por sus canales naturales: los mercados.

Además, también como una medida económica, creemos en el retorno al patrón oro y principalmente al patrón plata. Sea que nuestra moneda se encuentre respaldada en metálico o que se ponga en circulación papel moneda con denominación en onzas de plata o en su defecto, monedas de plata. Esto como una medida de preservación del poder adquisitivo de las personas. En un mercado real, se comercia con dinero real.

Visión Social

Nuestro partido, a diferencia de los partidos políticos tradicionalmente socialistas, no cree en los programas sociales de rescate a la pobreza. Estas medidas sociales son un despilfarro de recursos y sólo son útiles para ganar favores políticos y votos en las urnas. En resumen, los programas sociales sólo sirven para preservar la pobreza.

Sin embargo y conociendo la situación de nuestro país, como una medida de transición hacia el capitalismo liberal, el verdadero capitalismo de mercado, es que creemos que son necesarias ciertas medidas de apoyo social temporario y debidamente delimitado enfocado a los ciudadanos productivos que así lo necesiten.

Estas medidas se dividen en tres rubros: educativo, médico y de previsión social. A continuación se detalla el alcance de nuestra visión social.

En Educación

Modelo educativo privado y tripartita. La educación, una que lleve a México a ser un país innovador y productor, debe estar en manos privadas y no en manos del Estado.

Una educación privada es aquella donde las decisiones, rumbo y evaluación de la educación se encuentra en manos de la sociedad y no en manos de un gobierno. La educación en manos de maestros, padres de familia y estudiantes, es precisamente una educación privada y tripartita.

Las instituciones educativas del país deben y tienen que estar a cargo de sus profesores y deben ser entregadas en propiedad a ellos mismos.

En una transición hacia el capitalismo liberal, el Estado debe proporcionar vales educativos a los padres de familia de escasos recursos, para que todo mexicano en vías de desarrollo, tenga oportunidad de acceder a una educación privada y de calidad.

En Salud

Modelo de salud privado. Las instituciones de salud del país, clínicas y hospitales, deben y tienen que estar a cargo de los profesionales de la salud y deben ser entregadas en propiedad a estos mismos. De la misma manera que en el sector de la educación se propone con los profesores.

En una transición hacia el capitalismo liberal, el Estado debe proporcionar vales de salud o seguros de gastos médicos mayores y menores a los ciudadanos de escasos recursos, para que todo mexicano en vías de desarrollo, tenga oportunidad de acceder a las instituciones de salud privadas y de calidad.

En Jubilaciones y Pensiones

Modelo privado de jubilaciones y pensiones. Aunque actualmente ya contamos con un modelo mixto de jubilaciones y pensiones en México, es aún insuficiente para sostener a tantos mexicanos que hoy en día tienen un nivel de salario que no da para alimentar sus futuras pensiones.

El modelo actual de jubilaciones y pensiones continuará para que México transite hacia el capitalismo liberal, sin embargo es necesario apuntalar este rubro para garantizar un resultado positivo.